Que significo para mi los entrenamientos y la primera Cursa de la Dona Girona.

 

Todo empezó por un whatsapp que mi hermana nos mando a todas mis otras hermanas y a mi diciendo que harían en Girona la primera cursa de la dona y que harían entrenamientos en el pabellón de Fontajau. Lo hablé con las compañeras de trabajo y nos animemos cuatro, así que nos inscribimos para la cursa y el primer día de entreno nos presentamos tres. Las mismas que nos apuntamos a los entrenamientos, pero solo dos seguimos hasta el final. Cuando explicaron como se harían los entrenamientos: que harían tres grupos uno de las que solo caminaban, otro el de camicorre y  otro de las que ya corrían o querían correr, yo escogí el del medio, de camicorre. Pensé que siempre estaba a tiempo de engancharme con el grupo de caminar y quería intentar hacer algo más. Bueno pues empezamos el primer entreno y creo que era tres minutos caminando – uno corriendo, fue el minuto más largo de mi vida pero aguante lo que pude. Los siguientes entrenamientos disminuíamos poco a poco los minutos caminando y aumentando los corriendo, aguanté todo lo que pude, con muchos dolores de pies por la noche, pero me satisfacía el ver que seguía aguantando, y poquito a poquito progresaba y aguanta más. Cada entreno que hacía más me gustaba y me sentía mucho mejor conmigo misma. Así, entreno tras entreno, en el penúltimo solo me faltaban unos metros para conseguir hacer los cinco kilómetros y en el último lo conseguí. Yo le preguntaba a Laura si una vez terminada la cursa se acababa todo o después seguiríamos. Nos dijo que algo harían.

Por fin llegó el día de la cursa. Los nervios de pensar que no podría llegar al final, de ver por primera vez todo el bullicio y tanta gente, y que yo participaría por primera vez en una cursa que dos meses antes era impensable para mi. Me asusté, estaba temblando de nervios, pero me dije a mi misma que tenía que hacerlo como fuera y aguantar lo máximo. Empieza la cursa y yo a mi ritmo, lo conseguí, me hice toda la cursa corriendo, no me lo podía creer, lo había conseguido! Estaba tan y tan contenta que cuando vi a Laura se lo dije y me felicitó.

Bueno, en principio aquí acabo todo, me dijeron que ya me avisarían si hicieran algo. Pasaba el tiempo y yo no sabía nada, hasta que un día vi un post en el facebook que empezaban unos entrenamientos los martes y los jueves en  Fontajau. Llega el día y yo me presento en el lugar indicado y veo un grupo casi todos hombres y muy bien equipados, Pregunte a uno si eran de los entrenamientos y me dijo que sí. Me quede esperando, pero pensando que yo no encajaba en ese grupo, hasta que se acercaron a mi dos mujeres y me preguntaron si venia a entrenar con ellos yo les dije que si pero que no era lo que yo esperaba y me dijeron que los jueves hacían entrenamientos sólo para mujeres. Así fue como empecé a correr otra vez con el grupo de las GiRunneres el mejor grupo que han echo para seguir en el running. Me siento tan bien y tan contenta que estoy deseando que llegue el día de entreno desde que estoy con las GiRunneres he cambiado, Siento que hago algo para mi que me gusta, estoy mucho mas alegre, más tranquila. Antes no salía de casa, nada más que para trabajar o hacer algún recado, y ahora no paro dentro. Es lo mejor que he echo, estar en este grupo con todas las que entrenamos y con las entrenadoras (y entrenador!), que son una joyas, que nos dan tantos ánimos y fuerza para ir mejorando cada día un poco más.  Gracias a ellos por hacernos llegar hasta aquí!